lunes, 10 de febrero de 2014

Lo Esencial Es Invisible A Los Ojos…

Lo Esencial Es Invisible A Los Ojos…

Me perdí en aquella soledad
Entre tu cuerpo desvestido y la aurora
Regocijándose en el maná del rocío matinal

Sin saber si supurar tus heridas
O desvencijarme cuan hombre disoluto.
Me hallé remando sobre tu superficie
Silente y desgajada de linimentos
Succionándote sobre almas embebidas en el sol
Acariciando tu piel, desecando la lluvia
Agrietando tu pelusa suave, y abrí mis manos.
Me vestí sin mirar atrás con tu hilatura
Mimando las volutas que te cercaban explícitas
Entre mis dedos un resquicio de nitidez
Se me escapa buscándote pues nada sé hacer
Ladinamente escapado de tu influjo odorífero.
Te hiciste crecer desde pequeña simiente,
Tras mis pupilas sé de ti, nada en las sombras
Domeñas el dolor bajo un yugo taciturno
Acicalado con perlas de marfil albino
Y recoges las espinas, tu favor, ya no muerdes.
Tanteas el mundo, entre oropeles de dama
Sin apenas destrabar las riendas sujetas aún
Sobre una piel que advertimos, quizá no supe
O me dejé llevar, por un rudo y gélido céfiro
Besando el parterre donde supimos existir.
Ya nada importa, tras mis ojos nada queda
Sino un arenal resquicio de haber sido desierto
Entre arboleda perdida, discreción espiada
Pétalos arrancados, hojas perdidas, días idos
Nubes raudas a eclipsar, mis pupilas se rinden.


©Santiago Pablo Romero. Bluesman.
Imagen: Mar Sánchez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario